La gran banca encuentra en Twitter un canal directo para responder dudas de sus clientes