La alta temporada arranca con fuerza en la Costa Mediterránea