Zapatero apuesta por la permanencia de España en el grupo de potencias mundiales