Rajoy no visita la valla fronteriza para no crear más polémica