La OMS registra al menos 4.735 muertos y casi 400.000 infectados por gripe A en todo el mundo