Nueva York, el cuarto estado en aprobar el matrimonio gay