Miles de burgaleses muestran su condena al atentado