Llegan a Moscú los hinchas rusos expulsados de la Eurocopa