Lindsay Lohan casi pierde la mitad de un dedo por culpa de un ancla