Leonard Cohen murió mientras dormía después de una caída en mitad de la noche