La Duquesa de Alba, en el centro de la atención