Una cintura de 33 centímetros, el corsé es el culpable