''Hay demasiadas cosas cada día por las que vale la pena vivir'' y no solo en Navidad