Una gigantesca pitón devora un loro que tomaba el sol en el tejado