Atleta, etíope y ¿sub 20?: la polémica de los mundiales de Finlandia