Andalucía y Galicia, las comunidades más transparentes