Airbus confirma que el aterrizaje de emergencia ha sido por un fallo en un motor