Maira pone orden en su trono: dos expulsiones, Marco vuelve y Aitor se va