Sophie exclama nada más ver a Álex: "¡Qué mono es!"