El Quiche Lorraine hace que Aarón pierda los nervios