Cris no puede con el pico de la pularda