Los analistas federales siguen a un chófer 'justiciero' que decapita a sus clientes