Un empleado de una gasolinera se cruza en el camino de los moteros asesinos