Los analistas de la UAC comparan el atentado del bus con el del maratón de Boston