Las Leoni se “mueren de asco” recogiendo pescado