Una universidad madrileña beca a los jugadores de la Liga de Videojuegos