Empieza el baile de puntos en la primera división de la Liga de Videojuegos Profesional