Javi y Fede purifican su alma enterrando billetes de 500 euros en el Retiro