Joaquín, en el hotel: “¿Quieres meter a quince gitanos en una habitación? ¡Métenos!