Suspenden la inyección de gas que podrían originar los seísmos en el Delta del Ebro