Sánchez-Gordillo: “Hacer “no violencia activa” no es ningún delito”