Primer verano Real en Mallorca con más ausencias que presencias