La noche más larga e incómoda para los pasajeros del aeropuerto de 'El Prat'