En plena recuperación, los desahucios aumentan