Los cuatro detenidos por el atentado de Barcelona acuden a la Audiencia Nacional