Joaquín: “He tenido que pedir un préstamo para poder pagar la residencia de mi madre”