Francisco, testigo de la tragedia, nos cuenta su vivencia