Sor Lucía Caram: “En España, la pobreza tiene rostro de niño”