La solución de José a la ocupación: “Todo el mundo debería dejar de pagar su hipoteca”