El origen de ómicron se debe a una "combinación de propagación de virus sin control", según una viróloga internacional