La policía se presenta en casa de Enrique alertados por los vecinos tras los gritos