Rober Bodegas: El 'chico del calendario'