Velasco enseña a mentir a Tito y ya no puede dejar de decir trolas