¿Te darías un beso por 400 euros?