Francisco, infiel y boxeador: “Las dejo K.O. con la mirada”