La primera impresión nunca falla: Alberto triunfa con su cita y un feeling instantáneo