Tensión antes de partir al Nyiragongo