Pablo Pablete acaba con la angustia de Nacho García y le regala su cesta de Navidad