Las playas de Tenerife se llenan de plástico