La Familia Real asiste a la misa del Domingo de Resurrección a pesar de la lluvia